pintores en huelva blog

Consejos para pintar tus puertas

10 Febrero 2017

Cómo pintar las puertas de tu casa

Para algunos no tienen importancia desde el punto de vista decorativo pero las puertas –tanto de interiores como exteriores- son elementos que forman parte inevitablemente de nuestra decoración y como pintores en Huelva creemos que es indispensable mantenerlas en buen estado. Y como uno de los protagonistas, aunque más a nivel secundario, tenemos a pintura que también forma parte de ese buen estado, además de complementar o ser un plus mediante la decoración.

Pasos a seguir

Es aconsejable que procedamos a pintarlas una vez estemos inmersos en la pintura de nuestras paredes o sino, cada cierto tiempo.  Si estás apunto de “meterte en faena” no te despistes y sigue estos consejos para pintar tus puertas de forma profesional

  1. Lo primero de todo y con mucho cuidado descuelga la puerta y apóyala sobre unos borriquetes o estructuras que los mantenga firme a una altura en la que puedas  acceder fácilmente a todos los rincones de la misma.
  1. Limpia y repara. Primordial. Limpia la puerta para quitar cualquier polvo, impureza o suciedad. Te recomendamos que para esto utilices un poco de jabón para eliminar todo tipo de grasas. Utilízalo también para buscar arañazos y desperfectos, para de este modo repáralos antes de pintar. También puedes utilizar masillas especiales –si se trata de madera- para tapar esos pequeños desperfectos que puedas encontrar. Como es de suponer, seguidamente ya has escogido el color de la pintura que vas a utilizar para pintar tu puerta. Si finalmente necesitas esas masilla utilízala de un color lo más parecido posible a esa pintura que vas a utilizar.
  1. Super consejo para evitar disgustos a posteriori. Tapa con cinta carrocero todos los elementos metálicos como pueden ser manecillas, bisagras, cerraduras… etc. Ya que si lo pintamos –aunque sea cada cierto tiempo- las capas de pintura van engrosando y dificultan la labor de las mismas, lo que supondrá un mayor trabajo cuando no haya solución.
  1. Al hilo de esto va nuestro siguiente consejo; lijar. Indispensable para que la nueva pintura sea bien absorbida por la madera o el material en si de nuestra puerta. Utiliza una lija de grano fino – si es de madera- o de más grosos si es de elementos mas duros. Hazlo de forma suave y dale un buen repaso por toda la superficie. Luego vuelve a limpiar el polvo que haya causado el lijado.
  1. Ahora sí pasamos a la pintura. piensa bien antes de pintar que efecto  quieres transmitir. Si no lo tienes claro te invitamos a que busques un combinación con las paredes y resto de elementos decorativos:  iluminación etc. Puedes utilizar pintura al agua o esmalte sintético, aunque si que recalcamos aquella de tipo semibrillo por el tema de facilitar la limpieza. Otra de nuestras recomendaciones es que empieces por los bordes de la puerta y en sentido vertical, es decir, de un extremo a otro
  1. Pintar o no pintar, esa es la cuestión con ¿rodillo o brocha? La elección de estas herramientas variará si la puerta es lisa, entonces lo aconsejables es utilizar un rodillo para terminar más rápido. Cuidado, si tu puerta tiene paneles decorativos, deberás usar una brocha pequeña también, al igual que para rematar los marcos. Hay que saber jugar con las opciones que se nos presentan y aprovechar al máximo el rendimiento de ambas.

Más información