pintores en huelva blog

Que es la pintura de imitacion

24 abril 2017

Un toque original a tus espacios con la pintura de imitación

¿Estás pensando en dar un toque original a tus paredes o incluso renovar algunos de tus objetos decorativos con alguna capa de color? Además de los colores lisos de toda la vida, los papeles pintados y los vinilos, también hay pinturas decorativas que recrean efectos.

¿Aún no has visto el efecto que provoca la pintura de imitación? Como pintores en Huelva, te aconsejamos que puedes pintar columnas, paredes y otros elementos decorativos de tu hogar con pinturas de imitación al mármol, al óxido, a la piedra, a la niebla, al óleo…

Aunque de primeras estos efectos parezcan poco atractivos, nosotros te invitamos a que eches un vistazo por la red para que descubras los resultados tan espectaculares que podrían aplicarse a tu propio hogar u empresa.

Los mejores estilos en pintura de imitación

Como pintores en Madrid te podemos dar unos detalles acerca de cuáles son las imitaciones más demandadas en estos momentos. Se pueden aplicar casi a todo tipo de materiales y cuando hablamos de paredes podemos aplicar estos efectos en yeso, mampostería, placas e incluso en el cartón.

Las principales razones por las que se recomienda aplicar efectos como el óxido, el mármol, piedra y óleos son algunos como los siguientes:

  1. Camuflan defectos de las paredes.
  2. Aportan originalidad.
  3. Se pueden lavar si se aplica cera por encima.
  4. Resisten a golpes y arañazos.

Aquí van algunos detalles de cada tipo de pintura que te acabamos de nombrar. ¿Por cuál de ellas te decantarías?

  • Imitación de óxido: Permite simular un aspecto sin brillo y es muy empleado en establecimientos, por ejemplo, dedicados a la belleza. Siempre hay que aplicar este efecto sobre un fondo oscuro para conseguir el objetivo deseado.
  • Imitación del metal: Los tonos metalizados llevan ya desde 2016 de moda y parece que en 2017 seguirán siendo tendencia. Permiten dar modernidad a espacios que tal vez hubieran quedado algo anticuados y dar contraste con paredes que sean lisas. La combinación de tonos lisos en unas paredes y el metalizado total en una de ellas, es muy acertado.
  • Imitación de mármol: Para conseguirlo se mezcla la pintura de efecto con el pigmento para obtener la tonalidad de color deseado. Se suele optar por tonos grisáceos y se pueden acoplar a cualquier tipo de estilo y así aportar un toque personalizado a cada tipo de ambiente.
  • Imitación de piedra: Alcanza el efecto similar como si tratara de una piedra natural. Crea entornos tradicionales con una mezcla de modernidad. Las paredes no dejan de ser lisas y al tocarlas no existe esa textura que se siente al tocar una piedra.
  • Imitación de niebla: Se puede imitar la estética de la piedra natural con un acabado difuminado. Tan solo debe mezclarse con el colorante deseado para desplazarse hasta la tonalidad deseada.
  • Imitación de arena: En esta ocasión solo se necesita una capa de pintura para que quede rematado. Se dan brochazos con la pintura hacia distintas direcciones o se emplea una manopla de pared de algodón para ir haciendo los detalles más minuciosamente.

Estos son solo algunos de los efectos de imitación que se pueden aplicar donde quieras aportar un toque novedoso. ¿Qué otros conoces? ¿Cuál de ellos te gustaría probar?

Sea cual sea la decisión por la que te decantes, cuenta con la ayuda de grandes profesionales. Como pintores en Madrid quedamos completamente a tu disposición.

Más información