pintores en huelva blog

Pintar la habitación del bebé

07 diciembre 2017

Consejos para pintar la habilitación del bebé

Cuando un nuevo miembro llega a la familia, la ilusión es innegable. Una de las primeras cosas que suelen hacer los futuros papás es elegir cómo va a ser la habitación del futuro bebé. Esta elección no se debe tomar a la ligera, ya que la decoración ayudará tanto al bienestar del niño o niña, como al de los padres, que se pasarán horas en ese cuarto.

Además, debes tener en cuenta que lo más seguro es que esa pintura permanezca ahí durante unos años, por lo que hay que conocer todos los trucos y consejos esenciales para pintar una habitación infantil de la manera más adecuada. Desde nuestra empresa de pintores en Huelva te mostramos los mejores pasos a seguir e ideas para que la habitación de tu bebé sea única.

Elegir el color

Lo primero de todo es elegir el color de la habitación del pequeño o pequeña. Elegir los colores supone elegir sensaciones, por lo que no es una decisión que se pueda tomar a la ligera. Piensa que hay colores que te pueden gustar, pero que en decoración no queden muy bien. Es el ejemplo del color rojo chillón, por ejemplo, muy poco apropiado para una habitación infantil, pues el rojo es un color que altera.

Piensa que los colores están relacionados con un estado de ánimo determinado, pues hay colores alegres y otros más apagados. De hecho, cada vez son más las familias que optan por colores cálidos para pintar las paredes del dormitorio de su bebé, dejando de lado los colores típicos de rosa y azul.

Además, no dudes por apostar por los colores pasteles, ya que son los ideales para este tipo de habitaciones, incluso el blanco, el beige y el gris suelen ser la gran apuesta para estas opciones de cuarto.

También debes tener en cuenta a la hora de elegir un color para el cuarto de tu bebé la luminosidad y el tamaño de la propia habitación. Así, debes saber que cuanto más pequeña y menos iluminación tenga el cuarto de tu futuro hijo o hija, colores más claros debemos coger, ya que los tonos de este tipo tienden a ampliar el espacio de las habitaciones. Concretamente, los colores fríos tienden a dar la sensación de que se reduce el espacio, mientras que los colores cálidos dan una sensación de amplitud de la estancia. Por otro lado, debes saber que solo debes emplear colores oscuros o fuertes si las habitaciones son amplias.

Tener el cuenta el color de los muebles

A la hora de pintar las paredes debes tener en cuenta, además, el color de los muebles de la habitación de tu bebé, ya que el color de las paredes dependerá del de estos, de si combinan bien. Lo ideal es elegir muebles blancos que combinan con todo tipo de pinturas.

Respecto a la pintura del techo, recuerda que es muy importante que le prestes atención. Si empleas un color claro, habrá un efecto elevador en la habitación que aumentará la sensación de amplitud al entrar en la estancia.

Además, debes saber que un color claro no significa que la habitación vaya a quedar aburrida, una creencia muy popular que no tiene nada de cierto. Si empleas un color suave en las paredes, puedes añadir más color a la habitación mediante los muebles y la decoración, como los cuadros, las cortinas etc.

Más información