pintores en huelva blog

Cómo pintar paredes exteriores

26 octubre 2017

Consejos para pintar tus paredes de exterior

La apariencia de nuestro hogar es una de nuestras prioridades. Es por ello que cuando colocamos un recubrimiento a las áreas en exteriores, debemos tomar en cuenta que para su debido mantenimiento, debe realizarse con productos aptos para que soporte a los inclementes rayos del sol y los cambios de temperatura.

Es por ello, que a continuación, brindamos algunos consejos de nuestros pintores en Huelva para revestir pisos, mobiliarios, paredes o techos, en exteriores, y que este trabajo perdure en el tiempo y sea de la calidad esperada.

Preparar las superficies

Evidentemente para exteriores, se debe utilizar un material distinto para superficies al que se usa para interiores. Existen materiales que pueden usarse para exteriores (y que soporten las condiciones externas), pero el más adecuado de todo es el cemento.

En ocasiones uno de los mayores problemas que podemos encontrar en este tipo de pinturas es la humedad. Por eso es necesario colocar capas o parches antihumedad, la cual normalmente es una pasta que se aplica antes de la pintura. La forma de colocaciones de estos materiales varía según la marca, por lo cual lo recomendable es leer las instrucciones de cada envase.

Usualmente después de colocar esta pasta se debe lijar con una lija de 60 u 80 para retirar los restos de pintura, alisar la superficie, o simplemente prepararla para la próxima fase. En caso de no contar con gran cantidad de desperfectos, se puede simplemente cepillar la pared para limpiar los restos.

Sea que hablemos de una pared nueva o vieja, debe colocarse una mano (o dos de considerarse necesario) de fijador o sellado, para que la pared no absorba por completo la pintura que se colocará sobre la misma.

Qué herramientas utilizar

Primero debe cubrirse el suelo o las superficies que no deben ser afectadas. Por lo cual una de las primeras necesidades será papel, plástico u otro material para tapar las superficies.

Otro de los puntos es qué tipo de utensilio se usará para pintar. Dependiendo del tipo de pared se podrá usar una brocha o un rodillo. Los rodillos son más prácticos para cubrir áreas enteras y superficies ásperas que tienen huecos. Para sellar o finalizar los toques, se pueden usar brochas (es importante tener una brocha ancha y un pincel para los detalles). El rodillo puede ser de lana de 20 a 30mm.

Las pinturas que se empleen para exteriores deben ser plásticas, de látex o materiales similares, que aguanten las condiciones externas, el sol, el viento y otros agentes que puedan afectar, y que sean de base acuosa.

Se recomienda ir a tiendas de especialistas en pintura y consultar con expertos sobre el tipo de superficie que se tiene en el hogar, oficina o local, y a partir de sus consejos tomar en cuenta la pintura que sea más adecuada en relación precio – calidad.

El color de la pintura es otro de los elementos básicos para el revestimiento de suelos, techos y paredes exteriores. Los colores oscuros siempre serán los recomendados (ya que son los que mejor soportan los cambios), sin embargo, muchos tienden a colores claros como los verdes, para dar un aire de naturalidad al espacio.

Con estos consejos básicos el tratamiento de tus paredes exteriores lucirá maravillosamente y además, podrás disfrutar de la misma por largo tiempo sin sufrir dolores de cabeza.

Más información